Chardonnay, la reina de los vinos blancos

MARK O’NEILL. Valencia, España

El Chardonnay es el vino blanco más popular del mundo. Esta uva blanca es originaria de la región francesa de Borgoña, donde se encuentra el pueblo de Chardonnay, y es un varietal que a día de hoy es común en todos los países del mundo.

Con este varietal noble se elaboran algunos de los vinos blancos secos más caros del mundo, como Le Montrachet de Borgoña.

No encontraremos dos sitios en el mundo que produzcan el mismo estilo de Chardonnay. Es un varietal que se caracteriza por su adaptabilidad y su capacidad para reflejar el terroir, la personalidad del suelo en el que se encuentra.

Por ejemplo, un Chardonnay de una zona cálida, en Australia o California, produce vinos con mucho cuerpo y con marcadas notas a frutas tropicales. En cambio, en un Chardonnay de un clima frío como Borgoña, encontraremos manzana verde, limón y notas minerales.

La clave para determinar que estilo de Chardonnay es el tuyo, está en si prefieres los vinos con, o sin madera.

Hay Chardonnays sin madera muy elegantes. El Chablis de Borgoña es un clásico; su nariz delicada nos recuerda manzanas verdes, flores y cítricos, acompañados por una boca fresca y viva, con buena acidez, que lo convierten en el maridaje perfecto para el marisco y platos cremosos.

También hay Chablis madurados en barrica como es el caso del Chablis Village Premier Cru y el Chablis Grand Cru, clasificaciones que identifican este tipo vinos. Las características principales son sofisticadas notas florales, nueces y miel. Este tipo de vinos tiene la capacidad evolucionar durante años adquiriendo complejidad.

En el Chardonnay que fermenta o madura en barrica nueva, se suelen apreciar notas típicas de bollería, vainilla y roble. Son vinos con cuerpo y ricos en matices. Este tipo de Chardonnay es el típico que encontramos en California y en las zonas cálidas de Australia.

En las zonas más frías como Nueva Zelanda, norte de Italia y Chile, el Chardonnay que se elabora suele permanecer poco tiempo en contacto con el roble. En este estilo de vino predominan los sabores que recuerdan a manzanas y peras que destacan por encima de los matices a bollería que pueda aportar la madera.

El Chardonnay es uno de los varietales utilizados en la elaboración del Champagne junto con el Pinot Noir y el Pinot Meunier. Un Champagne elaborado solo con Chardonnay recibe el nombre de Blanc de Blancs. En Requena se elabora cava de gran calidad y es el Chardonnay el varietal que proporciona a estos cavas, una buena dosis de fruta y complejidad. Te recomiendo que pruebes el cava Torre Oria Chardonnay Brut Nature.

El Chardonnay es un vino fácil en el maridaje. Con tanta variedad de estilos entre los que elegir, es fácil entender que el Chardonnay marida bien con casi cualquier plato, desde mariscos y pescados, a carnes blancas, platos cremosos y quesos.

Así que, ahora te toca a ti decidir que país del mundo elabora tu estilo de Chardonnay favorito. Si no sabes por donde empezar, prueba Luis Felipe Edwards Chardonnay Reserva de Chile como ejemplo de Chardonnay afrutado con un ligero paso por madera, o Louis Jadot Chablis un estilo de Chardonnay clásico.

Mark O’Neill DipWSET es fundador de TheWinePlace.es y experto en vinos internacionales.