Una cita con la chica de tus sueños, una reunión matinal con tus amigas para ponerse al día,  un cumpleaños feliz, un brunch a media mañana solo por detenerse y leer un libro o ver Cuenca caminar. Todo esto empezó con un helado hace ya casi 10 años.

Cuando abrieron su primer local, nunca imaginaron el cariño y la acogida que le darían sus clientes,  pero si la agradecieron,  y mantuvieron siempre un servicio íntegro y un helado cuya calidad se distingue, sin duda, no solo por la diversidad de sabores, sino por sus propuestas artesanales y sin colorantes, los frutales 100% naturales han marcado la diferencia  y aquellos  exclusivamente de crema de leche son sabores que los cuencanos valoran inmensamente.

Calidad fría y segura

Para un mayor control de calidad los productos son, desde su inicio, cuidados para preservar sus sabores únicos. Desde la pulpa de la fruta  es procesada en sus propias plantas, en Cuenca y en Quito, las mismas que abastecen a sus múltiples  franquicias. Asegurando con esto la excelencia de su producto y por supuesto la satisfacción de sus miles de clientes. Todo esto la convierten en la única heladería artesanal en el país que cumple con calidad BPM.

HORA 

DEL 

ÁNGELUS

Ahora mismo subo al casco histórico.  Me deleito del ambiente del parque Calderón, emblemática y hermosa plaza central de la patrimonial ciudad, entro al Ángelus, local del Tutto Freddo estratégicamente ubicado en la misma cuadra que el icónico frontón de la majestuosa Catedral de la Inmaculada y disfruto de los servicios de una empresa nacida también en esta Cuenca de los ríos. 

Aquí mismo puedo deleitarme con la gama de comida que ofrece Tutto Freddo Cafetería y de los deliciosos helados de Nice Cream: helado soft de máquina que se puede mezclar con una gran variedad de aderezos, además de sus múltiples formas  de presentación, y por supuesto con el mismo servicio y calidad de Tutto Freddo.

Para escoger tengo, dentro de su menú de cocina caliente: lasagnas, pizzas, sánduches, crepes, desayunos. Dentro del servicio de panadería: pasteles, pastas, panes,  cheesecakes. Y para el postre del postre, en la heladería, tendré que escoger entre un helado o una copa.

No tengo que preocuparme si está abierto, tienen horarios muy cómodos y están al servicio de sus clientes los 365 días del año. Sus proyecciones van desde nuevos productos, entre ellos jaleas y mermeladas, hasta expandir sus servicios de cafetería a Quito y a todas sus franquicias, además de volar fronteras a nivel internacional. Y por el bien de los paladares del mundo, nosotros esperamos que así sea.